14361780683549

Los impagos siguen creciendo en las escaleras de vecinos. Según el Observatorio de las Comunidades de Propietarios, elaborado por el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de España, la morosidad de los dueños de inmuebles en los bloques de viviendas creció un 3,15% en 2016 con respecto al 2015, hasta situarse en los 1.854,71 millones de euros, con los bancos entre los principales morosos (a su nombre hay deudas por valor de 445,13 millones de euros, el 23,9% del total).

Por comunidades autónomas autónomas, los mayores incrementos de la morosidad se han producido en Castilla-La Mancha (8,8%), Murcia (8,6%), Aragón (5,98%), Canarias (5,76%) y Cantabria (5,5%), que se sitúan por encima de la media nacional. En Ceuta y Melilla los índices de morosidad se han incrementado en un 11,5% y 10,5%, respectivamente.

Por otra parte, según el Observatorio, las comunidades autónomas que han registrado un menor incremento, incluso alguna en negativo, han sido: Galicia (-1,37%), Navarra (-0,33%), Asturias (0,56%), Castilla y León (1,07%) y Cataluña (1,18%).

Con respeto al periodo medio de cobro por parte de las comunidades de propietarios madrileñas en 2016, éste se ha mantenido prácticamente inalterable con respecto al año anterior, oscilando entre los 118 y 220 días como media -frente a los 114 y 220 días de 2015-, situándose la media nacional en 169 días en 2016, frente a los 176 días de 2015.

El porcentaje de deuda recuperada en fase extrajudicial – fase amistosa- es otra de las variables estudiadas por el Observatorio: se ha mantenido, en 2016, en porcentajes cercanos al 30%. En 2015, alcanzó un porcentaje del 29% de media.

Perfil de los malos pagadores

El informe hace mención a la tipología de morosos. El perfil de morosos mayoritarios son los denominados accidentales. Es decir, aquellos que no abonan sus cuotas por problemas económicos, y que por primera vez superan el 50%, concretamente se sitúan en el 51%.

A este grupo le seguirían las entidades financieras, sociedades inmobiliarias y entidades públicas de gestión, con un 24% -en 2015 su porcentaje era del 19%-. En cuanto a los morosos intencionales o profesionales, que son los que pudiendo pagar no lo hacen, se sitúan en el 25% en 2016, frente al 35% de 2015. En concreto, la mora a nombre de los bancos ha subido de los 341,62 millones de euros de 2015 a los 445,13 millones de euros de 2016.

“Las entidades financieras siguen adjudicándose inmuebles y su comportamiento, en cuanto a los pagos de las cuotas de comunidad, se caracteriza por el sistemático retraso, atendiendo estos pagos cuando es necesario para la transmisión del inmueble a terceros o, en su caso, son objeto de reclamación de pago por parte de las comunidades de propietarios”, apuntan los administradores de fincas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR